sábado, 30 de octubre de 2010

La cronica de Crack Bang Boom por Oenlao


huespedes
huespedes

trillo y risso

el mejor stand

Por una muy agradable costanera del rio Paraná, bordeada de algunos galpones de estilo ferroviario, se podía llegar hasta una pirámide rosarigasina donde está enclavada una hermosa sala de conferencias donde se realizaron las charlas más importantes.

En uno de los galpones, el mas prolijo, de amplias ventanas, estaban los stand de las editoriales, un bar y la exposición de la fierro.

El punto fuerte del crack bang era los visitantes norteamericanos. Y fueron un gran suceso. El editor de Vertigo, Will Dennis; Jim Lee y Brian Azzarello. A Humberto Ramos me lo perdí. Will se parecía un poco a Pablo Muñoz, al menos físicamente.

Tanto las charlas con ellos, como las firmas, como la oportunidad excepcional de poder entregar carpetas para que las viera este importante editor.

En el otro galpón sin ventanas les tocaba a los seguidores del manga(léase anime y cosplay también) y los fanzines. Hubo menos gente del manga que en otros eventos (por ejemplo que en el Anímate 09) Tal vez sospecharon que no eran lo más importante o solo porque no hubo la suficiente publicidad.

Los fanzines están acostumbrados a ser relegados. Aun así fueron tratados con amabilidad y tenían unos stands muy profesionales.

Así charlamos con nuestros huéspedes yanquis (traducción mediante) conTrillo, con Risso (el gran anfitrión), con cacho Mandrafina, con Altuna, con Marcelo Frusin, con Capristo, con los loco de rabia, los Belerofonte, los de la murciélaga, los llanto de mudo y muchos más. Todos firmaron y dibujaron. Nos turnamos en los stands para ir un rato a las charlas. En la noche nos cruzamos todos en bares y hostels. La gente es más tranquila que en Buenos Aires pero los chorros son igual de eficientes. Conocí algunos amigos que solo conocía por internet como al famoso Fer Sosa.

La entrega de carpetas a un editor de vértigo no es algo fácil de conseguir y es algo por lo que se desesperarían muchos dibujantes. En el crack bang tuvimos esa oportunidad, las colas nunca sobrepasaron las 30 personas, ayudo que hubo varias recepciones a distintos horarios. Finalmente fueron elegidos unos pocos y casi todos profesionales que ya trabajan para el exterior. Parece que Capristo, Baldó, Bergara, Ginevra, Navarro, Ippóliti y Varela. Eso para muchos jóvenes esperanzados fue mal visto pero nadie garantizaba que serian elegidos otros amateurs si estos no se presentaban. La elección pareció exigente y es lo menos que se espera de tal figura. Cuantos más dibujantes argentinos lleguen más posibilidades habrá para los demás, me parece.

Además tuve el honor de compartír stand con la buena historietista tucumana Evi Zunz, con Kokin, Brian, Ricardo de Luca, Max king, Lubrio, los “hotel de ideas”, Emiliano, Cirianni y la gente de San Nicolás y Pergamino.

A Rosario también fui de hinchada y plomo a una competencia de show artístico de patín al club provincial. Por eso y por mi impericia no tuve tiempo de disfrutar de un buen surubí a la orilla del rio.

Una gran fiesta que pudimos compartir con gente querida y comprobar que uno de los mitos de Rosario es cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada